La Ley 19/2013 establece  el derecho de acceso a la información pública, sus límites y la forma de ejercicio del mismo, entendiéndose como información pública los contenidos o documentos, cualquiera que sea su soporte o formato, que obren en poder de la Administración y que hayan sido elaborados o adquiridos en el ejercicio de sus funciones.

No tendrán la consideración de solicitudes de acceso a la información las consultas ordinarias sobre servicios, trámites y actividades que se instrumentarán a través de los distintos canales de información y atención al público.

El ejercicio del Derecho de Acceso abre con la Universidad un procedimiento administrativo que exige la identificación del solicitante, a través de la sede electrónica: